jueves, 18 de julio de 2013

Mentiras y más mentiras.

Todo el mundo tiene derecho a luchar por lo que quiere, pero ante todo está el jodido respeto.
No quiero decir que esto sea un adiós, no soporto las despedidas. ¿Sabes lo que duele tener que alejarte de una de las personas que más te importa? ¿De alguien a quien has amado más que a nadie en el jodido mundo? Ni siquiera te haces una idea de lo que te he amado. Puede que fuera una puta enana y que lo siga siendo, pero estoy segura de que eso que sentía era algo más que un juego de niños. Sí, tienes razón, puedo hacer lo que sea por olvidarte, pero te llevo en el corazón y de ahí no vas a salir por mucho que lo intente, por mucho que me intentes joder, por mucho tiempo que pase. ¿Sabes? Ya nada es igual. Admito que he pensado millones de veces dejarlo TODO por ti, a veces los recuerdos me hacían perder la puta cordura, pero, ¿ahora? Ahora no doy ni un duro por ti. ¿Cuántas veces he confiado en ti y he acabado hecha mierda? ¿Cuántas? ¿Y me vienes ahora con esas? ¿Que me quieres? ¿Que quieres estar conmigo? ¿Tú crees que me lo voy a creer ahora? No soy tan estúpida. He sido lo suficientemente tonta como para pasar toda mi jodida adolescencia haciendo NADA, perdiendo el tiempo, pasándome todas las putas noches pensando en ti con la esperanza de que volvieses, imaginando un futuro contigo, ESPERANDO. Y consigo recuperar mi vida con alguien que me quiere de verdad y que se nota a la legua y así,de la nada, apareces. ¿Por qué? ¿Es que crees que no he tenido ya suficiente? ¿Qué coño te he hecho yo para que me hagas esto? ¿Para que juegues así conmigo? No entiendo qué pretendes, sé que no me quieres una puta mierda por mucho que lo digas, que te conozco demasiado bien. ¿Te jode que sea feliz? ¿Es eso?  Es que no tienes el puto derecho de tratarme como me has tratado hoy. Te parecerá una tontería, pero me ha jodido y mucho, no te imaginas cuanto. Y es que soy tan GILIPOLLAS de llorar una vez más y de no estar segura de lo que hago, de dolerme en el puto alma cabrearme contigo y de tener que soltar el mismo rollo de siempre. ¿Sabes? Ni siquiera sé aún muy bien lo que siento respecto a ti, solo sé que esta jodida herida va a tardar mucho tiempo en curarse, tiempo en el que no quiero saber nada de ti porque no te mereces nada más. Y ojalá sea verdad que me quieres, no te viene mal sufrir un poco, aunque sé que ni de coña va a ser así porque te la suda todo y yo lo que más.
El mismo rollo de siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario