domingo, 21 de julio de 2013

"Lo eres todo."

Me cuesta tantísmo escribir sobre ti...
Sólo se me ocurre la típica frase de "lo eres todo" y la odio, pero es que... ¿cómo expresar con palabras todo lo que significas para mí? 
Siempre me da por pensar que estoy sola, que a nadie le importo, que soy totalmente prescindible, el segundo plato de todos y a veces ni eso y, créeme, antes era así. Antes de que aparecieras ese veintinueve de diciembre para pasar una tarde normal de cine conmigo. Antes de que despertaras algo en mí. Antes de que apareciera esa esperanza de volver a enamorarme al sentir esos nervios cuando las luces del cine se apagaron y estuvieses a mi lado, callado. Antes de que notara esa dulce tensión entre nosotros que me hacía desear besarte ahí mismo, sin ser nada, solo dos amigos disfrutando de una peli de miedo. Antes de ese beso... que fue el detonante de todo lo demás. 
Ahora eres esa pequeña luz que me trae de nuevo al mundo en mis momentos de soledad. 
Y qué voy a hacer sino darte las gracias otra vez, eres muy importante para mí. Conseguir que salga de mi burbuja, que exprese mis sentimientos, que pueda sonreír aunque lo único que tenga sea ganas de llorar... es algo que nadie ha conseguido nunca hasta que llegaste tú. 
Te quiero.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario