lunes, 21 de noviembre de 2011

Para mí ya no existes o por lo menos no de la misma forma que antes.

Voy a hacer como si nada de esto hubiese pasado, como si nada hubiese existido. Como si ese siete de mayo hubiera desaparecido del calendario y no existiera comienzo de ninguna historia.
Voy a olvidar todo lo malo y todo lo bueno, voy a borrarte de mi mente, voy a eliminar los recuerdos.
Quiero volver a empezar de cero, volver a hacer todo lo que hacía antes de cumplir los catorce y quedarme con eso que es lo que realmente me vale. Voy a volver a empezar y esta vez lo haré sin ti.

domingo, 13 de noviembre de 2011

Nunca más.

Todos estos días junto a ti me han servido de mucho.
He aprendido a que las segundas partes nunca fueron buenas, a que no hay que tropezar dos veces con la misma piedra y a que solamente hay que amar a quien te ame, no a quien te ilusione. 
Desde el principio sabía lo que había, decidí que volverlo a intentar me iba a hacer feliz y lo hice, fui feliz, pero fui feliz en la gran mentira en la que yo solita decidí entrar, ignorando a todas las personas que me dijeron que no lo hiciese, que me iba a arrepentir. Pero aquí estoy después de un mes genial con él, no me arrepiento de nada, esto me ha ayudado a madurar, a ver que no todo es de color de rosa y a ver que es cierto que todos los tíos son iguales
Y ahora mismo estoy bien, me mentalicé de que esto acabaría sucediendo y así ha sido. 
Si vuelve, si se da cuenta de quien realmente le ha querido, ya no voy a estar, no doy más oportunidades a gente que no se las merece, ya derramé suficientes lágrimas para darme cuenta de que no merece la pena luchar por él. 

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Quiero quererte hasta el final de mis días.

Quiero que me entierren en la curvatura de tu cuello.
Quiero estar contigo hasta que deje de amarte si es que ese día llega.
Quiero que me sigas dando esos besos lentos tan perfectos y esos rápidos que tanto me gustan.
Quiero muchos, muchos besos en el cuello.
Quiero estar contigo en los mejores y en los peores momentos.
Quiero amanecer contigo cada mañana.
Quiero días perfectos junto a ti y noches aún mejores.
Quiero acariciarte mientras duermes.
Quiero que no cambies nunca.
Quiero que me quieras igual que yo te quiero a ti.
Quiero tantas cosas contigo... Te quiero a ti.