jueves, 29 de septiembre de 2011

Que el destino decida.

He decidido que a partir de ahora no voy a forzar más las cosas, que lo que tenga que suceder suceda, no me voy a empeñar en conseguir cosas que aunque quiero no debo ni a rayarme la cabeza por gilipolleces. No voy a malgastar ni tiempo ni lágrimas en cosas que no merecen la pena, simplemente voy a dejar que decida el destino, que lo que tenga que pasar pase, no voy a mover ni un solo dedo para cambiar nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario