viernes, 30 de septiembre de 2011

El mejor.

Quiero recalcarle, quiero destacarle a él porque es de las mejores personas que he conocido nunca. Lo mejor que pude haber hecho fue agregarle y hablar con él aquel día en el que España estaba quedando muy mal en Eurovisión. Desde aquel día todo han sido buenos momentos con él, cuando he estado contenta he disfrutado de mi alegría y cuando he estado decaída o triste... Con él ha sido imposible estar así, te saca una sonrisa a las ocho y media de la mañana seguida de unas cuantas más a lo largo del día, ya sea rezándole a Jesus Cat, poniendo caras raras, haciéndome cosquillas, dando un grito o diciendo alguna chorrada. Y que no quede sin decirse lo mucho que me sube la moral cuando me dice que soy perfecta, que aunque no lleve razón me hace creerle... Total, que no sé como se las apaña pero cada día le quiero más, de mucho para arriba. Por esto y por muchas cosas más ni que decir tiene que el que es perfecto es ÉL.

jueves, 29 de septiembre de 2011

Que el destino decida.

He decidido que a partir de ahora no voy a forzar más las cosas, que lo que tenga que suceder suceda, no me voy a empeñar en conseguir cosas que aunque quiero no debo ni a rayarme la cabeza por gilipolleces. No voy a malgastar ni tiempo ni lágrimas en cosas que no merecen la pena, simplemente voy a dejar que decida el destino, que lo que tenga que pasar pase, no voy a mover ni un solo dedo para cambiar nada.

martes, 27 de septiembre de 2011

Decepción tras decepción...

Desde que no te veo todo va de mal en peor. No me llevo más que decepciones, créeme, ya llevo unas cuantas...
Que no, que no puedo, no puedo ser feliz sin ti, he tenido tiempo más que suficientemente para comprobarlo.
Y ahora me desespero, pero bueno, yo solita me lo he buscado...

viernes, 23 de septiembre de 2011

Nuestra realidad.

No, no quiero soñar, no tengo sueños, no tengo más metas. Hubo un tiempo en el que mi vida era perfecta, todo lo que había soñado cuando tenia ocho años se hizo realidad. Tanto tiempo deseando que ocurriera... y ocurrió, duró relativamente poco pero fui totalmente feliz. Y ahora no quiero más sueños, me gustaría retomar esa felicidad y sobre todo esa realidad. Mi realidad.



sábado, 17 de septiembre de 2011

Amor y odio.

Lo que más me apetece hacer en este momento es pegarte, darte de ostias hasta cansarme, insultarte, gritarte hasta quedarme afónica y acto seguido besarte, besarte apasionadamente, sin parar, quiero que me quites la ropa, arrancarte la camisa, que me empotres contra la pared y salvajemente me empieces a hacer el amor hasta acabar en la cama, terminar, acurrucarme junto a ti y decirte que te odio, que te odio intensamente y sobre todo decirte que... te amo.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

A la velocidad del rayo.

Me siento rara... No, no puedo estar olvidándote así porque sí. Es lo que siempre he querido, lo que tanto deseaba entre lágrimas y llanto y ahora lo pienso y no quiero, no quiero dejar de quererte , me cuesta creer que he perdido lo que más quería, a esa persona que pensé que sería mi media naranja, con la que he pasado momentos inolvidables... No quiero perder también los recuerdos pero siento que se desvanecen en mi mente a la velocidad del rayo.

jueves, 8 de septiembre de 2011

Le amo con todas mis fuerzas.

Y dije que ya no iba a escribir más sobre él, que era insoportable, idiota, que ya no era nada para mí. He aguantado mucho, su recuerdo me viene a la mente cada dos por tres. Aunque ha pasado mucho, mucho tiempo desde la última vez que le vi, desde la última vez que me besó recuerdo cada detalle como si hubiese ocurrido ayer. Creo que voy a dejar de resistirme, quiero caer en sus brazos de nuevo aunque exista la posibilidad de volver a fallar pero es que sólo puedo ser feliz junto a él, no aguanto más. Le amo.

sábado, 3 de septiembre de 2011

Es triste.

Es triste ver como cambian las personas que siempre han estado ahí ayudándote en todo, diciéndote lo mucho que vales, lo guapa que estás y lo maja que eres. Tratándote como una princesa, preguntándote cada día como estás y sacándote sonrisas de donde no las había. Pero lo más triste de todo es no saber el motivo ni la razón de ese cambio, intentar que todo vuelva a ser como antes una y otra vez y no poder porque la persona que conociste se ha vuelto gilipollas profunda así sin más.

viernes, 2 de septiembre de 2011

No lo intentéis más, cuando estoy pillada de alguien, estoy pillada de alguien, por muchas gilipolleces que me digáis sólo tengo un nombre en la cabeza, un chico por el que estoy dispuesta a darlo todo cueste lo que cueste. No me importa nada más en estos momentos, la única forma de ser feliz la puedo encontrar a su lado. Él es el protagonista de todos mis sueños, su voz es la única que me puede poner la piel de gallina, una mirada suya puede pintar una sonrisa en mi cara y un beso suyo... Daría lo que fuese por un beso suyo.