miércoles, 3 de agosto de 2011

Sorpréndeme.

No hace falta que me digas que soy guapa, no hace falta que digas que te gusto, no hace falta que me digas que me quieres todo el rato. ¿Por qué? Por que todo eso ya lo sé, échale un poco de imaginación al tema. Una ya se cansa de que le digan lo mismo ochenta veces al día sea de boca del que sea, si quieres que me interese por ti, sorpréndeme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario