jueves, 18 de agosto de 2011

Todo contigo.

La espera se me hace eterna. Lo peor es que no sé lo que espero, no sé si todo lo que imagino, todo lo que quiero contigo o por lo menos una mínima parte, va a suceder. 
Yo quiero todo contigo y me da igual lo que tenga que hacer para que te des cuenta de que estoy dispuesta a cualquier cosa por ganarme tu corazón. 
Tú solo imagina, tú y yo, solos en un parque, tirados en el césped, te tumbas mirando al cielo, yo me tumbo apoyada con el codo y te agarro la mano. Suavemente voy acariciándote los dedos y lentamente voy subiendo por tu brazo... Te susurro un te quiero al oído y te doy besos suaves por el cuello hasta llegar a tu boca, mis labios rozan los tuyos y cuándo necesitas ese beso desesperadamente me tumbo encima tuya, me rodeas con tus brazos, te miro a los ojos, te sonrío y nos fundimos en ese beso que tanto tiempo llevo esperando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario