domingo, 21 de agosto de 2011

A.

No sé que hacer... Se supone que estamos hechos el uno para el otro desde pequeños según dice la gente. He crecido soñando contigo, recordando esa película que vimos juntos en el cine en la playa y las miradas que te echaba en aquel bautizo mientras jugaba con tu primo mayor al escondite inglés. Te miraba una y otra vez con la esperanza de que vinieses a jugar conmigo. Eramos pequeños sí,  pero ahora que podemos y queremos no hacemos nada por retomar aquellos días. Ignoremos la distancia e intentémoslo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario